Buscar
  • Oliver Fernández Mena

Oliver Fernández Mena — Los beneficios del deporte blanco

Oliver Fernández Mena ha tenido distintas facetas, una de ellas como tenista durante su adolescencia y juventud, lo que nutrió en él una filosofía de la perseverancia y la disciplina.


El tenis es uno de los deportes más conocidos y el cual practican millones de personas en todo el mundo, ya que tiene grandes beneficios para lograr obtener una mejor condición física. Soy Oliver Fernández Mena, presidente de la fundación OFEM y orgullosamente representé a mi país como capitán del equipo mexicano en la Copa Davis.


Una de las bondades de este hermoso deporte es que se puede empezar a practicar desde los 3 años hasta la vejez, siendo esto un factor determinante para que a las personas a las que le gusta, lo puedan practicar durante toda la vida.


El tenis se trata de un juego deportivo de carácter emocional caracterizado de movimientos variados y complejos, de una técnica sofisticada. Es un juego complejo de cualidades: fuerza, solidez, resistencia y destreza. Es uno de los deportes más difíciles ya que requiere de una buena ejecución técnica para su correcta práctica.


Sus beneficios:

Físicamente, jugar al tenis ayuda a mejorar el equilibrio, la movilidad, la agilidad, la fuerza y el estado físico, ayudando a quemar calorías.


El deporte blanco también trae consigo otros cambios significativos para la salud ya que activa el corazón y el cerebro al ser un juego de mucho análisis y toma de decisiones, mejora la circulación y estimula el crecimiento corporal, además de estimular el sistema motriz.


También, practicar este deporte hace que disminuyan los niveles de colesterol y triglicéridos que causan tantos problemas de salud alrededor del mundo.


Sirve de mucha ayuda para los pacientes con diabetes dado que mejora los niveles de azúcar ya que este deporte ejercita la musculatura y disminuye los niveles de glucosa en la sangre, mejorando la calidad de vida del paciente.


Más allá de todo lo mencionado, el tenis es un juego de mucha potencia, velocidad, de grandes y fugaces explosiones para ir tras una pelota en espacios cortos, lo que otorga mayor resistencia, potencia muscular, y una buena postura.


Asimismo, esta práctica deportiva otorga muchísima disciplina, crea hábitos, construye valores, fortalece la personalidad y el carácter, entre tantos aspectos positivos que pueden atribuírsele.

4 vistas0 comentarios